Acido mandelico

El ácido mandélico es uno de los ingredientes utilizados en productos de cosmética, además tratado de forma especial también sirve de fármaco en la infecciones urinarias.
El ácido mandélico sirve para:
  • Eliminar el acné y las marcas de acné: Debido a su efecto bactericida, el ácido mandélico sirve para deshacerse de las molestas marcas dejadas por granos y puntos negros, así como para prevenir futuros brotes de acné.
  • Retrasar el envejecimiento: El ácido mandélico actúa en la estimulación celular, favoreciendo que la piel se renueve y conserve durante más tiempo su aspecto lozano y juvenil.
  • Aclara la piel: Debido a su efecto blanqueador, el ácido mandélico se utiliza para aclarar las manchas producidas por exceso de pigmentación.
  • Hidratante labial: Ayuda a prvenir y eliminar las molestas grietas en los labios.
Además el peeling con ácido mandélico ayuda a tratar las diferentes imperfecciones de la piel, eliminando las células muertas. Las leves descamaciones producidas durante este tratamiento pueden ocultarse sin problemas con cremas hidratantes.

Propiedades que lo hacen tan importante en los tratamientos de belleza de la piel:
Menos irritante: Debido a que el ácido mandélico tiene una estructura molecular mayor que otros ingredientes (como el ácido glicólico) se absorbe más lentamente a través de la piel y por lo tanto, causa menor irritación. Recomendado para pieles sensibles, incluso con rosácea.
  • Antibactericida: Elimina las bacterias de la piel, lo que lo convierte en un ingrediente idóneo para tratar problemas de acné. Además, al exfoliar la piel, elimina las molestas marcas que deja el mismo.
  • Inhibe el crecimiento de la melanina: Sirve para blanquear manchas y para corregir tonos desiguales en la piel.
  • Humectante y exfoliante: Elimina las capas superficiales de la piel a la vez que ayuda a rellenar las arrugas y líneas de expresión, por lo que se ha convertido en un ingrediente ideal para tratar el envejecimiento. Activa la regeneración celular: Ayuda a renovar la piel estimulando la síntesis de colágeno.
  • Absorción lenta: Debido a que su estructura molecular es diferente a la de otros ácidos (como el glicólico) es absorbido por la piel más lentamente, actúa solamente en la superficie del tejido, y por lo tanto no genera irritación. Esto lo hace ideal para tratamientos en pieles sensibles.
  • Poderoso antioxidante: Combinado con vitamina C, el ácido mandélico hidrata la piel y la mantiene joven y tersa.
  • No es fotosensibilizante: Se lo puede utilizar en peelings incluso durante el verano, ya que no genera manchas por la posterior exposición solar. De todas maneras, se recomienda el uso de pantalla solar después de realizado el tratamiento.
  • Tiene acción depigmentante: Una de las propiedades del ácido mandélico es que blanquea la piel, inhibiendo la producción de melanina. Resulta idóneo, por lo tanto, para tratar las manchas o pieles con tono desparejo.
Menu