Drenantes

Tras dejar absorber correctamente el producto aplicado, la esteticista realiza movimientos de renovación venosa (ojo, que no es drenaje linfático). El objetivo es reconducir (eliminar) líquidos estancados entre la celulitis hacia los ganglios, la piel se alisa y gana firmeza. Se suele reducir volumen, el típico tratamiento en el que te miden antes y después de la sesión y comprobar que has reducido de 2 a 4 centímetros (según la zona y el cuerpo de cada una). Sí, en la primera sesión.
También realiza movimientos de amasamiento palmar, con las palmas de las manos. Muy aconsejable empezar con varias sesiones de este anti-celulítico para que las zonas a tratar no duelan. 
 
 
Menu